General

Una Navidad diferente

Dicha imagen no pertenece a ninguna de las ostentosas y barrocas estampas navideñas de Occidente. El enorme árbol Navidad se yergue en pleno Shanghai, la capital financilera de la llamada China post-comunista. En la China de hoy, donde pragmatismo prima por encima de la tradición y el dogmatismo, cualquier  manifestación navideña es bienvenida siempre y cuando se traduzca en una obención de beneficios a corto o medio plazo. Las nuevas generaciones, ansiosas de crecimiento, no dudan en hacer suya una iconografía cien por cien occidental, antaño considerada una de las máximas representaciones del imperalismo a combatir. Los jóvenes chinos, desligados de las antiguas consignas prorrevolucionarias, se guían por motivos bien distintos: las condiciones que puedan garantizar el crecimiento personal, y, por, ende, el colectivo, por ese orden. Muchos teóricos tienen esperanzas en que sea la mal llamada ‘nueva clase media china’ la que en los últimos decenios de el tiro de gracia hacia un poder político enquilosado, pero habría que recordar que el Gigante Asiático no responde a los mismos paradigmas y esquemas sobre los que se ha regido la sociedad occidental. Los jóvenes chinos, muchos de ellos formados en universidades extranjeras, no cuestionan la organización política del país ni piden una mayor en la toma de decisiones, ni siquiera se manifiestan individualmente a favor de derechos tan humanos como la libertad de expresión o de reunión. Eso sí, se preguntan por qué desde su país no se pueden leer ciertos contenidos de internet, entre ellos este blog, y se maravillan al ver al nuevo presidente de los EEUU bajando del avión presidencial sosteniendo su propio paraguas. Quizá los cambios vayan cayendo por su propio peso.

Anuncios

Un comentario sobre “Una Navidad diferente

  1. Como en cualquier civilización de oriente como también en la nuestra tienen muchos aspectos que les favorece y otros que pueden caer negativamente si son observados desde cualquiera de los ángulos geográficos donde se esté, sí, puede que deban descubrir mucho más pero como siempre digo, el tiempo es quién negocia el avance o retroceso de una comunidad o país. Buena observación Sergio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s